CDS Dióxido de cloro (125ml)

CDS Dióxido de cloro (125ml)

Precio habitual
€15,00
Precio de oferta
€15,00
Precio habitual
€15,00
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

CDS Dióxido de cloro 

Botella hermética de 125 ml de cristal oscuro

Precio: 15,00 euros

BREVE DESCRIPCION

La solución de CDS que presentamos, dióxido de cloro altamente purificado disuelto en agua destilada, se encuentra ya preparada para su uso, por lo que no es necesario realizar ninguna mezcla ni someterla a ningún proceso de preparación antes de su uso.

El dióxido de cloro es un gas de color amarillo o amarillo-rojizo que se descompone rápidamente en el aire, cuya alta reactividad le permite matar bacterias y otros microorganismos en el agua.

USOS

Es más eficaz como desinfectante que el cloro en casi todas las circunstancias contra los agentes patógenos presentes, como virus, bacterias y protozoos.

Su uso más extendido como desinfectante muy efectivo lo hallamos en las plantas de tratamiento de agua que producen agua potable, destino para el que se está aplicando con éxito desde mediados del siglo pasado en países como Estados Unidos, Alemania, Italia y Bélgica para el suministro público de agua.

En España, la empresa Aguas de Córdoba desinfecta con dióxido de cloro el agua con la que abastece a todos los municipios de esa provincia desde 2009 y en Aragón también se utiliza con ese mismo fin.

Es muy efectivo en la desinfección del aire. Fue el agente principal utilizado en los Estados Unidos en la descontaminación de edificios después de los ataques con ántrax de 2001.

Después del desastre del Huracán Katrina en Nueva Orleans, Luisiana, y la cercana Costa del Golfo, el dióxido de cloro fue usado para erradicar el peligroso moho de las casas inundadas.

Es un eficaz desinfectante incluso en concentraciones bajas. En la agricultura ecológica se emplea para fumigar determinadas frutas, como los arándanos, frambuesas y fresas, que tienen tendencia a desarrollar mohos y levaduras.

En muchos centros sanitarios se aplica en la limpieza y desinfección de instrumental médico.

EN CASA

En la habitación de una persona enferma conviene irrigar la habitación con un pulverizador, varias veces al día, una solución mitad agua y mitad CDS.

Si no hay enfermos es prudente hacerlo en las habitaciones una vez al día, en la mañana después de ventilar.

Para evitar contagios hay que esterilizar con él el termómetro después de haberlo usado con un enfermo.

Para lavar y desinfectar frutas, ensaladas y verduras es muy conveniente echar una cucharadita de postre de dióxido de cloro en la pila llena de agua antes del proceso.

También para limpiar objetos y superficies (cristales, mesas, etc) con la proporción citada de la solución al 50% de agua y CDS.

Para fregar el suelo basta lo mismo que para las frutas y verduras: una cucharadita de postre en un cubo de agua.

RECOMENDACIONES

Conserve las botellas en un lugar fresco y seco. Cuando apriete el calor es mejor ponerlas dentro del refrigerador. Los frascos empezados siempre han de guardarse en la nevera.

Compre el CDS en botellas de cristal (no de plástico), de color marrón oscuro y herméticas. Después de usarla cuide que el tapón esté cerrando bien el frasco.

Nuestras botellas son de 125 ml. No las compre de más capacidad pues el dióxido de cloro es un gas muy inestable que al contacto con el aire se descompone y, al irse vaciando el envase, el líquido que queda en él perdería concentración.

Incluso en nuestros pequeños botellines recomendamos que se agite con cierta energía durante unos 5 segundos antes de abrirlo para que el dióxido de cloro que está en la botella en estado gaseoso se disuelva de nuevo en el líquido.

Customer Reviews

No reviews yet
0%
(0)
0%
(0)
0%
(0)
0%
(0)
0%
(0)